martes, 20 de noviembre de 2012

Asignatura pendiente: Comiendo en "El Mayor"

 Probablemente este restaurante tiene la mejor vista del Templo Mayor.

 Reinterpretación de las chalupitas poblanas.

 Perejíl frito, la especialidad de la casa.

 Pasta con calamares (pero bien poquitos).

 Medallón de atún y camote frito.

 Fauna del Centro Histórico

El encanto se rompe cuando traen el cuentón y la carterita con la cuenta está pegado con un "Diurex" que da grima.

1 comentario:

berenice dijo...

wow Don Felipe, las chalupitas se ven deliciosas! me encantan tus cuentos y re-cuentos culinarios, lo malo es que no los puedo probar a la distancia, lo bueno, es que tampoco me toca pagar la cuenta... LOL en la cartera con diurex ;)